Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Décimo tren rehabilitado inicia servicio con el nombre del poeta Efraín Huerta; crece capacidad de transportación a 125 mil ususarios

Publicado el 15 Junio 2014
15junio.jpg
15junio1.jpg
15junio2.jpg
15junio3.jpg

STC/076/14

• Con su integración suman cinco los convoyes que regresan al servicio y que además entran al Estado de México.

• El tren con número de motrices 0054/0111 es uno de los 58 modelo MP-68, adquiridos en los años de 1969 a 1972.

• Avance de 45.4 por ciento en los compromisos asumidos.

A partir de este día, entra en circulación el décimo tren rehabilitado para brindar servicio a los usuarios de la Línea B, que corre de Ciudad Azteca a Buenavista. Con la incorporación de este convoy que lleva el nombre del escritor Efraín Huerta, el Sistema de Transporte Colectivo (STC) incrementa la capacidad de transportación en 125 mil pasajeros diarios en las seis Líneas por las que circulan los trenes rehabilitados.

Con la reincorporación al servicio de este décimo tren, suman cinco los convoyes recuperados que dan servicio al Estado de México, en el caso del convoy incorporado, se brinda atención a Ecatepec de Morelos, uno de los municipios más poblados del país.

Tres de los trenes rehabilitados se encuentran en la Línea A, de Pantitlán a La Paz y ahora suman dos los trenes que circular por la Línea B que corre de Buenavista a Ciudad Azteca.

El tren con número de motrices 0054/0111 es uno de los 58 trenes modelo MP-68 adquiridos por el Sistema de Transporte Colectivo en los años de 1969 a 1972, y uno de los treinta y seis trenes asignados a la Línea B; gracias al mantenimiento, el tren presta servicio en la Red del STC.

Trabajadores del STC le instalaron al tren, 72 ruedas de seguridad nuevas, además se le efectuó la Revisión General en el Taller de Mantenimiento Mayor Zaragoza, indispensable para tener todo su sistema a punto y con las refacciones necesarias para circular.

Las ruedas de seguridad tienen la función de guiar a los carros del tren en los lugares donde se carece de barra guía (riel que también proporciona energía a los convoyes), y en sitios donde se efectúan las maniobras para cambiar de vía.

Asimismo, estas ruedas permiten efectuar el frenado de los carros por medio de las zapatas de madera (elementos similares en su función a las balatas de un automóvil). Cuando se desinfla o poncha un neumático portador, este equipo realiza el desempeño de la llanta y permite que el tren circule en vacío hacia los talleres para su reparación.

En la recuperación integral del tren se invirtieron 17 millones 237 mil 868 pesos, lo importante fue disponer de las ruedas de seguridad para combinar con su Revisión General.

Con los diez trenes recuperados hasta el momento se avanza en un 45.4 por ciento en los compromisos asumidos por la actual administración del Gobierno del Distrito Federal, tras el ajuste de tarifa.