Este sitio se encuentra en fase beta. Estamos trabajando para mejorar tu experiencia digital de la CDMX.
Puedes visualizar la versión anterior de este sitio haciendo click en este enlace.
Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Monstruos de fin de milenio

MONSTRUOS DE FIN DE MILENIO

Autor: Ariosto Otero Reyes
Técnica: Acrílico sobre una base de granito de mármol y paneles de madera
Superficie: 7.32 por 2.74 metros
Estación: La Raza, Línea 5

El mural Monstruos de fin de milenio del muralista mexicano Ariosto Otero, es donado a la Plaza Comercial Merced 2000 y se inaugura en 1997. En abril de 2008 es rescatado y posteriormente restaurado para montarse definitivamente en la estación La Raza, Línea 5, el 25 de noviembre de 2008 y así  integrarse al patrimonio cultural del Metro.

Muralismo mexicano

Durante su develación, el maestro Otero comento, “Los monstruos de fin de milenio, es una propuesta vigente del muralismo mexicano, porque su mensaje recuerda a todos, que debemos salvaguardar la vida del planeta y la dignidad del ser humano”.

Asimismo, señaló que el mural lo hizo para el pueblo de México, para la historia “para ello dedico mi vida, mi pensamiento, que quedarán plasmados en un mural que cumple con el compromiso de la vigencia de los tiempos, del pasado, del presente y también del futuro”, concluyó.

Su visión

El futuro de la humanidad será lamentable sí no se da una real solución al hambre de los pueblos, países inmensamente ricos como los nuestros padecen hambre, niños desamparados nos observan, el hambre física es su permanente existencia, pero ésta ya no pertenece a determinados pueblos, razas o credos, se ha generalizado por todo el planeta a pesar de los organismos mundiales, que no han sido capaces de mitigar el hambre con su permanente y cotidiano discurso.

Nuestros  jóvenes se han robotizado, la carencia de los valores y de nuevos líderes en el mundo los han hecho víctimas de la manipulación que les ha proporcionado las grandes potencias a través de diferentes medios de publicidad en la propuesta globalizadora para depredar el planeta.

La obra

La mujer ancestral que se cubre con la bandera, sostiene como una esperanza  la Constitución , ahí a los pies de su negocio, el trabajo cotidiano que se ha propuesto para los países consumidores, atrás de ellas se presentan en diferentes aspectos los Monstruos de fin de milenio, la famosa ESE que representa al ser galáctico “defensor del planeta”, unos ojos vacios que todavía no pueden vislumbrar la hermandad y la debilidad de los pueblos, de su boca brotan los regalos de la civilización, a su lado el monstruo depredador humano, las potencias devorando aún a sus propios hijos, a los más débiles arrojándolos de su paraíso, personaje siniestro que surge de la deshumanización, casi a su espalda la fiera arrasadora con la herramienta tradicional destructora en un gesto de ataque, derrumbando la vida en pro del mal llamado desarrollo, la naturaleza como una madre embarazada mutilada, envuelta en la llama que arrasa los bosques, a sus pies yacen los cadáveres de su cuerpo, envueltos en sudarios como seres humanos. Seguido de las llamas, el verde esperanza casi ya marchito, de él surgen las imágenes de fuerzas naturales que como chamanes protegen, detienen el suceso agresivo, dioses míticos ancestrales que siempre surgirán para protegernos.

La técnica

La obra fue ensamblada en una retícula de metal con una superficie de madera de 10 milímetros de espesor y realizadas con una pasta que simulaba un muro, cuya técnica inventó el artista hace 20 años, la cual está compuesta por carbono de calcio, selladores, acrílicos, blanco de titanio y resina plástica, que garantiza su durabilidad y resistencia.

Acerca del autor


Ariosto Otero Reyes,  es egresado de la Escuela Superior de Artes Plásticas, Academia de San Carlos, de la UNAM, y de la Escuela Superior de Bellas Artes de San Fernando, en Madrid, España. En 30 años de carrera artística ha realizado 36 murales en bibliotecas, escuelas, parques y diversas secretarías de Estado en México, así como  en Colombia y Paraguay, donde también ha impartido conferencias acerca del muralismo mexicano y latinoamericano.

Asimismo, ha expuesto, individual y colectivamente en México y el -extranjero, obras para caballete pero, principalmente, bocetos de sus murales. Actualmente es Presidente de la Unión Latinoamericana de Muralistas y Creadores de Arte Monumental A.C; Miembro de la Academia de Historia y Geografía de México y Miembro de la Sociedad Bolivariana en México.