Este sitio se encuentra en fase beta. Estamos trabajando para mejorar tu experiencia digital de la CDMX.
Puedes visualizar la versión anterior de este sitio haciendo click en este enlace.
Herramienta de accesibilidad para
personas con discapacidad
Portal de Accesso

Del códice al mural

   

 

DEL CÓDICE AL MURAL

Autor: Guillermo Ceniceros
Técnica: Acrílico/Fibra de vidrio
Sup. M2: 600
Estación: Tacubaya, Línea 1

 

Del Códice al Mural se inaugura el 25 de mayo de 1987 en la estación Tacubaya, línea 1.

De acuerdo con su autor, Guillermo Ceniceros, se titula así porque “mucha de la información de esta obra la obtuve del códice Ramírez y el códice Boturini”.

En más de un año de trabajo y en una superficie de aproximadamente 600 metros cuadrados, Ceniceros plasma la peregrinación de los mexicas desde su salida de Aztlán hasta su llegada al valle de México para fundar Tenochtitlán.

La técnica

La técnica es acrílico sobre una cama de fibra de vidrio, cuya ventaja es que se puede restaurar.

“Las partes que estén en mal estado pueden ser retiradas, pues son como capas; es una especie de aplanado, acrílico, fibra de vidrio y pigmentos que tienen encima color, después color y más color, lo que forma las capas”, concluyó.

Acerca del autor

El pintor, escultor y muralista, Guillermo Ceniceros nace en Durango, el 7 de mayo de 1939. En 1958 se gradúa de la escuela de Artes de la Universidad de Nuevo León. Colabora con el pintor y muralista David Alfaro Siqueiros en siete de sus murales más importantes, entre ellos, el magno proyecto del Polyforum Cultural. Ceniceros crea la mayoría de sus herramientas de trabajo.

Amante de la literatura y la poesía tiene un profundo interés en el lenguaje castellano, su amigo Juan Rulfo, alguna vez dijo que los paisajes de Ceniceros, áridos y vacíos, eran como se imaginaba el mundo lírico de Pedro Páramo.

Ceniceros ha creado murales en México, Estados Unidos y Canadá. Y su obra forma parte de las colecciones públicas y privadas en Chile, Yugoslavia y México.

En 1969 ganó el Premio Nacional de Pintura, SEP. Y en 1999 fue el único mexicano nominado al concurso de arte mundial, por sus murales en el Sistema de Transporte Colectivo Metro de la ciudad de México. En la actualidad reside en la ciudad de México y está casado con la artista mexicana Esther González. Recientemente inauguró un mural para el Instituto de Neurología con el tema referente al cerebro.